El PP culpa a Arrabal "del caos de circulación" por las obras del Puente Viejo de Nerja

El PP culpa a Arrabal "del caos de circulación" por las obras del Puente Viejo de Nerja
Los populares afirman que la fecha de inicio de las obras son responsabilidad del Ayuntamiento y no de la Diputación provincial

El PP ha difundido un comunicado en el que responsabiliza al Ayuntamiento y mas concretamente a la alcaldesa, Rosa Arrabal, del "caos" de circulación existente en el centro urbano del municipio como consecuencia de las obras de estabilización del Puente Viejo, y que ha obligado al corte al tráfico rodado de una de las principales vías de acceso al núcleo urbano.

Este es el comunicado:

"Tras las numerosas críticas y protestas vecinales por la actuación que se está
llevando a cabo en el Puente Viejo, lo cual ha hecho que se corte el tráfico rodado en uno de los principales accesos a Nerja, y todo ello a la entrada del verano provocando un caos circulatorio en todo el municipio, la alcaldesa vuelve a mentir a los vecinos diciendo que la obra se ha tenido que hacer ahora porque es cuando Diputación lo ha autorizado.

El Partido Popular considera que los nerjeños y nerjeñas no nos merecemos una alcaldesa que no hace más que mentir a sus vecinos, y es que es cierto que la Diputación Provincial aprobó el proyecto para esta actuación en el mes de
diciembre de 2016, pero la fecha de ejecución de la obra la decide el gobierno municipal encabezado por Rosa Arrabal, y han tomado una decisión muy precipitada teniendo en cuenta que el proyecto contempla un plazo de ejecución para finalizar las obras hasta el 31 de marzo de 2018, con posibilidad de prórroga.

Teniendo en cuenta que las obras tienen una duración aproximada de un mes, podrían haber sido más sensatos y responsables iniciando las obras en los meses de invierno y no haber provocado tantas molestias a vecinos y turistas que soportan cada día grandes retenciones de tráfico.

Sorprende que Arrabal quiera responsabilizar de su mala gestión a la Diputación de Málaga, organismo que financia al cien por cien la obra y aprueba el proyecto, pero que quién ejecuta la obra, es el propio gobierno municipal.

Todo esto es fruto de los nervios del equipo de gobierno, quienes cada vez que escuchan la posibilidad de una moción de censura derivada de su incompetente e irresponsable gestión municipal, actúan descoordinadamente y sin sentido, con el único afán de aparentar que hacen algo, sin importarles el daño turístico y económico que le están haciendo a Nerja".